‘Ghost in the Shell: Stand Alone Complex’

“Gente basada en lo analógico como tú,
da igual cuántos componentes digitales añadáis mediante cyberización
o prótesis, vuestro Fantasma nunca será dañado”.

En 1999, el cine comercial de Hollywood se revolucionaba por culpa de una única película, ‘Matrix’, escrita y dirigida por las hermanas Wachowski. Aquella cinta presentaba a un protagonista, Neo, que descubría que el mundo en el que vivía no era más que una simulación para esconder el mundo postapocalíptico real, y que estaba muy influida por, entre otras cosas, ‘Ghost in the shell’, un anime de 1995 que parecía ir un paso más allá de lo que ‘Blade Runner’ y el cyberpunk de William Gibson habían llegado.

Aquella ‘Ghost in the shell’, que trasladaba al cine un manga de Masamune Shirow, presentaba un Japón futurista en el que casi toda la población había sustituido partes de su cuerpo por prótesis cibernéticas, en las que había tanto cyborgs artificiales como seres humanos que se habían transformado poco a poco en uno de ellos, y donde era habitual el “hacking de mentes” y la presencia de un “fantasma en el caparazón”, de una entidad que pudiera pasarse de un cuerpo a otro manteniendo los recuerdos y la personalidad originales. En la película, un terrorista se dedicaba a perseguir ese elusivo fantasma mientras, a su vez, era perseguido por la Sección 9 y la mayor Motoko Kusanagi, una cyborg más compleja de lo que puede parecer a simple vista.

‘Ghost in the shell’ se convirtió en el gran éxito del anime fuera de las fronteras de Japón, junto con ‘Akira’. Eran historias futuristas que no se quedaban sólo en el aspecto de acción, o de thriller, o en la especulación sobre los avances tecnológicos, sino que introducían conceptos filosóficos, políticos y sociales que, en el caso de la primera, se trasladaron a una de sus continuaciones en televisión, ‘Ghost in the shell: Stand Alone Complex’.

Seguir el rastro de todas las temporadas, las OVAs (películas producidas para su lanzamiento directo en DVD) o los spin-off de los animes puede ser bastante complicado, y el universo creado alrededor del manga original de Shirow no es ninguna excepción, pero uno de los mejores ejemplos de ese universo es esta serie, que tuvo dos temporadas emitidas entre 2002 y 2005 y que recuperaba a la Sección 9, a la mayor Kusanagi y esos temas más políticos y sociales. Esta Sección 9 es una división especial de la policía, dedicada a investigar crímenes cibernéticos, que a lo largo de esas dos entregas resuelve tanto casos sueltos como intenta cazar a un terrorista llamado el Hombre que Ríe, alguien que actúa contra los estamentos más altos de la policía y que es un consumado hacker. Mantiene su identidad astutamente oculta entre la multitud de desencantados con el sistema y ataca tan de improviso como vuelve después a la oscuridad. Es el objetivo de la sección durante toda la primera temporada, y en su creación se nota la influencia de un grupo terrorista real que actuó en Japón, el Fantasma de las 21 Caras. Este grupo se dedicó a extorsionar, entre 1984 y 1985, a los directivos de las empresas de dulces Glico y Morinaga, rompiendo la sensación de los japoneses de que su país era seguro. Actuó durante 17 meses, enviando cartas a las periódicos con avisos de que había envenenado caramelos de ambas empresas y pidiendo dinero para cesar sus actividades. Y tal como había empezado a actuar, el grupo desapareció sin dejar rastro.

ghostshell2

‘Ghost in the shell: Stand Alone Complex’ utiliza esa trama del Hombre que Ríe para ir trazando lentamente un tapiz bastante más amplio de fondo, y que no se termina de ver del todo hasta su segunda temporada, apodada ‘2nd Gig’. El equipo de la mayor Kusanagi se las tiene que ver a menudo con maniobras políticas oscuras, que apuntan a tramas de corrupción y manipulación de la sociedad bastante perturbadoras. Al mismo tiempo, hay historias más centradas en esa “cyberización” progresiva de los humanos y en la obsesión de algunos hackers por ser capaces de “entrar” en la mente, en el “fantasma” de otras personas, y dominarlas por completo. Y los miembros de la Sección 9 tiene que enfrentarse, al mismo tiempo, a sus propios errores del pasado, que suelen regresar para meterlos en nuevos problemas.

La trama del Hombre que Ríe presenta temas de fondo sobre corrupción, maniobras clandestinas políticas y cuestiones éticas sobre cyborgs

Hay unos personajes que, además, representan esa manera en la que la serie va haciendo evolucionar sus temas de fondo, que son los Tachikomas. Éstos gigantescos robots con forma de tanque con patas asisten a la mayor y a su equipo en las diferentes misiones, pues están armados y poseen, por ejemplo, la capacidad de hacerse invisibles. Son, en realidad, inteligencias artificiales atrapadas dentro de esos corpachones metálicos, diseñadas para actuar todas en equipo. Sin embargo, conforme los Tachikomas trabajan más con la Sección 9, empiezan a desarrollar personalidades individuales y a evolucionar cada uno por su cuenta. Arrancan un poco como el alivio cómico, como los “niños” de la Sección, pero llegan a tener sesudas conversaciones filosóficas sobre su toma de autoconsciencia progresiva y presentan otro lado de las historias sobre los robots que se rebelan.

‘Ghost in the Shell: Stand Alone Complex’ tiene acción, sí, componentes de misterio y Kusanagi es igual de interesante que en la película inicial, pero puede profundizar más en los temas que trataba aquella. La manera en la que alterna capítulos autoconclusivos con otros que avanzan la trama serializada puede frustrar un poco a los espectadores menos pacientes, pero no hay que tener prisa. Sus responsables saben lo que están haciendo.

Cinco capítulos imprescindibles

  1. ‘Jungle cruise’ (1×10)
  2. ‘Lost heritage’ (1×18)
  3. ‘Stand Alone Complex’ (1×26)
  4. ‘Poker face’ (2×14)
  5. ‘Martial Law’ (2×23)

El personaje

motoko

La mayor Motoko Kusanagi bien puede ser el personaje más irónico que ha dejado la saga ‘Ghost in the shell’. Al poseer un cuerpo completamente cyberizado, está casi más cerca de una superheroína, con una gran fuerza física, la capacidad de camuflarse con el entorno de tal manera, que parece ser invisible, y una notable capacidad para entrar en las redes de información que unen las mentes de otros cyborgs y otras personas para buscar pistas que le ayuden a resolver los casos. En el paso de la película a la serie, sin embargo, Kusanagi tardó en encontrar su camino y una caracterización más profunda de la que había tenido en la película.

Su historia se cuenta en un episodio en la segunda temporada, aunque se dejan caer algunos detalles en la primera, y ayuda a que los espectadores entiendan su entrega a la Sección 9. A lo largo de los diferentes animes y secuelas que ha habido de la historia original, el retrato de Kusanagi ha ido cambiando, pero lo que se ha solido mantener es el hecho de que lleva siendo una cyborg durante casi toda su vida y, por lo tanto, a veces busca recordar algunas emociones humanas por su cuenta y riesgo. También es muy celebre su exiguo vestuario, especialmente su desnudez cuando opta por utilizar el camuflaje de invisibilidad.

El creador


Masamune Shirow es el creador del manga original en el que se basa todo el universo en cine y televisión de ‘Ghost in the Shell’, pero el responsable de ‘Stand Alone Complex’ es Kenji Kamiyama, un reputado director y guionista de animes que empezó como artista de fondos en ‘Akira’ o, curiosamente, ‘Patoaventuras’. ‘Ghost in the shell: SAC’ fue su primer gran proyecto como director y se encargó también, en 2006, de una secuela, ‘Solid State Society’. En esos proyectos, ha intentado mantenerse fiel al material de Shirow, aportando más humanidad a las historias. Su última gran serie, hasta el momento, es ‘Eden of the East’, de 2009, que arranca con un ataque con misiles, sin víctimas, y va contando la historia de una chica que vuelve de una estancia de intercambio en Estados Unidos, un joven que ha perdido la memoria y un grupo que afirma trabajar para salvar Japón.

FICHA

Título original: “Kôkaku Kidôtai: Stand Alone Complex”
Cadena/nacionalidad: Sky PerfecTV-Animax/Japón
Creador: Kenji Kamiyama
Año: 2002-05
Temporadas/capítulos: 2 (52)
Otros: Basada en el manga ‘Ghost in the shell’, de Masamune Shirow

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s