‘Doctor Who’

Éste es quien soy aquí y ahora, ¿vale?
Todo lo que importa es aquí y ahora, y éste soy yo”.

Un loco con una caja azul. Así describe ‘Doctor Who’ a su protagonista principal, un alienígena que tiene dos corazones, ha vivido casi mil años porque tiene la capacidad de regenerarse en otro cuerpo y que viaja por todo el espacio y el tiempo gracias a su nave espacial, la TARDIS, que tiene la chocante forma de una cabina de teléfonos de la policía. ¿Parece una excentricidad de los ingleses?

En 1963, cuando la BBC empezó a emitir la serie, probablemente debía dar esa sensación. Fue creada para ocupar un hueco en los sábados por la tarde que quería llenarse con un programa infantil que pudiera ver toda la familia, y que aportara también un lado educativo. Así surgió la figura de un viejo profesor que se desplazaba por el tiempo como una excusa para enseñar historia del Reino Unido, que luego se convirtió en un alienígena, un Señor del Tiempo, que viajaba por todas partes acompañado de su nieta, que iba al colegio en la Tierra.

El programa de BBC ‘The Culture Show’ dedicó un especial al 50º aniversario de la serie, titulado ‘Me, you and Doctor Who’, en el que se detallaba el proceso de creación y puesta en pie de una serie en la que nadie, excepto los que estaban involucrados en ella, creía demasiado, y cuyo gran éxito casi desde su estreno fue toda una sorpresa. La mezcla de paseos por la historia pasada británica, de viajes a otros planetas y de encuentros con villanos tan despiadados y malvados como los daleks cuajó enseguida entre los niños, y de ahí a convertirse en toda una institución en la cultura británica había un trecho más corto del previsto.

Lo que en 1963 no era más que una serie infantil, está ya tan unida al acervo cultural británico como James Bond, Jane Austen o Harry Potter, si buscamos un ejemplo más moderno. Y había encontrado una estratagema realmente ingeniosa para asegurar su longevidad aunque su actor protagonista quisiera marcharse; el Doctor podía regenerarse cuando estaba cerca de la muerte. De este modo, hasta la actualidad, doce actores han interpretado a ese personaje (trece, si contamos a un Doctor “intermedio” al que daba vida John Hurt), de William Hartnell, que fue el primero, a Peter Capaldi, y también ha habido multitud de cambios en el puesto de productor ejecutivo. Cada nuevo Doctor (y cada nuevo responsable) imprime a la serie su propia personalidad, lo que favorece que, cada cierto tiempo, ‘Doctor Who’ se presente ante sus espectadores renovada y refrescada. No es como si fuera una serie diferente, pero sí que suele tener una energía diferente.

Tom Baker

‘Doctor Who’ ha pasado por muchas épocas, muchos altibajos de calidad y de audiencia, y su primera etapa (la clásica, como la conocen los whovians) se cerró en 1989 entre la indiferencia del público. La imagen que quedó de ella en el imaginario colectivo fue la de una serie con baratos efectos especiales y un tipo estrafalario corriendo de un lado para otro, y tuvo que llegar un intento de resurrección, fallido, en Estados Unidos y una nueva ola de ficción televisiva llegada desde el otro lado del Atlántico para que la BBC se animara a darle una segunda vida.

Desde 2005, ‘Doctor Who’ ha vivido un renacimiento todavía más exitoso que en sus inicios. Los dos productores ejecutivos que ha tenido, hasta el momento, en esta nueva época, Russell T. Davies y Steven Moffat, eran fans de la serie cuando eran niños y saben cómo enganchar a la audiencia para que lleve su experiencia viendo la serie a las redes sociales, pero también han mantenido unas características comunes que han hecho que los adultos puedan disfrutar de las aventuras del Doctor tanto como sus hijos. Ya no se fomenta tanto ese lado divulgativo con la historia británica, sino que se muestra una serie totalmente libre de prejuicios raciales, sexuales, sociales o morales.

Las “companion” son tan importantes en ‘Doctor Who’ como el propio Doctor; más en la época moderna de la serie

El centro de la historia se ha desplazado a las acompañantes, cuyos arcos son tan importantes como los del Doctor, y se ha apostado por introducir más tramas serializadas y misterios que tienen a los espectadores especulando durante horas en internet. ‘Doctor Who’ ha abrazado las nuevas formas actuales de narrar y de ver las series, y lo ha hecho manteniendo el mismo sentido de la aventura y la maravilla que Christopher Eccleston y Billie Piper desplegaron en el primer episodio de la nueva era.

El Doctor ha viajado por todo el espacio y el tiempo, ha luchado contra los peores villanos y ha ayudado a quienes lo han necesitado, y siempre acaba volviendo a la Tierra porque le admira la capacidad para la tolerancia, el amor y la solidaridad que tienen los humanos, aunque no siempre la pongan en práctica. Para el Doctor, todo el mundo merece una segunda oportunidad, pero él tampoco es un héroe de una pieza. Puede ser implacable y cruel, pero también justo, divertido y maravilloso, y viajar a su lado expande hasta el infinito las existencias de sus acompañantes. También tiene consecuencias, y en su exploración es donde ‘Doctor Who’ ha demostrado que es una serie actual.

El personaje

diez

El Doctor es, desde luego, el gran personaje de la serie, aunque haya habido acompañantes memorables (como Sarah Jane, Jack Harkness, River Song o Rose) y también villanos muy destacables (como The Master). Pero es su héroe central el hallazgo de ‘Doctor Who’. Nadie sabe cuál es su verdadero nombre y no es fácil llegar a conocerlo. Siempre guarda un truco, un secreto, un as en la manga que no quiere que sepan ni sus acompañantes más queridas. Ellas, por cierto, juegan un importante papel en la serie, que es el de mantener al Doctor con los pies en el suelo, evitar que se crea un semidiós con la potestad de decidir sobre la vida y la muerte sólo porque tiene la capacidad de desplazarse en el tiempo y cambiar la historia. Aunque hay puntos fijos en el tiempo que ni él mismo puede alterar, pero es tema para tratar en otro sitio.

La época moderna de la serie presenta a un Doctor al que le persigue el trauma de haber cometido un genocidio para acabar una guerra larga y terrible y, por tanto, ser el último de su civilización, pero es un Doctor que siempre busca la diversión en todo lo que hace. No quiere viajar solo en la TARDIS (con la que tiene una relación bastante especial), y siempre está buscando gente con la que compartir las maravillas y la aventura de sus viajes. Consigue que los espectadores más talluditos puedan sentirse niños de nuevo y que fantaseen con subirse a esa nave más grande por dentro que por fuera. Pero el Doctor también obliga a sus acompañantes a que valoren el presente y a que no den prácticamente nada por sentado. Se pueden aprender muchas cosas a su lado, aunque no estén exentas de cierto dolor. Así es la vida.

El creador

El responsable de volver a poner en marcha ‘Doctor Who’ en 2005 fue Russell T. Davies, un guionista que había escrito para varias series infantiles de BBC y, después, había creado para ella ‘Queer as folk’, una comedia sobre un grupo de amigos homosexuales que resultó un enorme éxito (con remake en Estados Unidos incluido). Davies es un gran fan de ‘Doctor Who’, hasta el punto de trufar aquella serie de referencias whovian y de dar la lata periódicamente a la cadena sobre la posibilidad de relanzar la marca.

Cuando finalmente lo consiguió, Davies quiso hacer homenajes y guiños a la época clásica, al mismo tiempo que escribía aventuras más entroncadas con las tendencias de la ficción televisiva de principios de 2000, con personajes femeninos más relevantes y héroes y villanos menos maniqueos. La influencia de Joss Whedon y ‘Buffy, cazavampiros’ en esos primeros momentos de la nueva ‘Doctor Who’ ha sido reconocida por el propio Davies en varias ocasiones. El guionista consiguió que la serie volviera a ser todo un éxito en la BBC, y también fomentó que ese éxito traspasara las fronteras del Reino Unido. La abandonó en 2010 como un fenómeno a escala mundial.

Cinco episodios imprescindibles*

*(de la era moderna)

  1. ‘Rose’ (1×01)
  2. ‘The girl in the fireplace’ (2×04)
  3. ‘Blink’ (3×10)
  4. ‘Vincent and the Doctor’ (5×10)
  5. ‘Listen’ (8×04)

Ficha

Cadena/nacionalidad: BBC/Reino Unido
Año: 1963-89, 1998, 2005-
Creadores: Sydney Newman, C.E. Webber y Donald Wilson
Temporadas/capítulos: 26 (813), más una tv movie
Reparto: Christopher Ecclestone, David Tennant, Matt Smith, Peter Capaldi, Billie Piper, Freema Agyeman, Catherine Tate, Karen Gillan, Jenna Coleman
Otros: Tuvo dos spin-off, ‘Torchwood’ y ‘The Sarah Jane Adventures’, y un tercero en preparación, ‘Class’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s