‘Alien Nación’

“Son antinaturales. Ya se han llevado demasiados empleos,
¡nuestros empleos! Si los dejamos entrar ahora,
habrá mil más la semana que viene”.

En 1986, la Administración Reagan firmaba la Ley de Reforma del Control de la Inmigración, que legalizaba la situación irregular de tres millones de inmigrantes que llevaban en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 1982. Dos años más tarde, se estrenaba una película que encajaba en la moda de las buddy movies de la época, o lo que es lo mismo, de la pareja de policías con personalidades contrapuestas, dando un giro un poco extremo al subgénero. En lugar de tener un detective serio y profesional y otro alocado que siempre se salta las reglas, ‘Alien Nación’ contaba con un policía humano y otro, extraterrestre.

La película, y la serie que estrenó Fox un año después, mostraba unos Estados Unidos en los que se había integrado una raza de alienígenas que había llegado en una enorme nave espacial, con 250.000 tripulantes. Huían de la esclavitud de su planeta natal, y en cuanto aterrizan en la Tierra, el presidente Reagan les daba amnistía total y les garantizaba un camino más fácil para obtener la ciudadanía estadounidense.

‘Alien Nación’ es una historia de inmigrantes que deben enfrentarse a los prejuicios y recelos de la comunidad que los acoge

Pero todo esto es más sencillo de decir que de hacer, y tres años más tarde, aunque parece que los extraterrestres están realmente integrados en la sociedad norteamericana, en realidad sufren discriminaciones de todo tipo y su población se ve seriamente afectada por una nueva y potente droga. Los dos protagonistas de la serie, los detectives Matthew Sikes y Francisco, el alienígena, van descubriendo no sólo el submundo criminal de la sociedad de los extraterrestres, sino también quienes son los Amos que crearon su raza para esclavizarla, y hasta donde pueden llegar los Puristas, una organización humana que considera que los Recién Llegados están arrebatándoles sus trabajos y son una amenaza para su forma de vida.

Los paralelismos sociales estaban muy claros en la serie, algo que conecta los trabajos de Rockne S. O’Bannon, guionista de la película, y Kenneth Johnson, responsable de la puesta en marcha de la serie, que sólo duró una temporada. O’Bannon, sin embargo, quería que esas alegorías sociales y el comentario sobre dos culturas diferentes que aprenden a respetarse, se viera a través de la relación de sus dos protagonistas. “Para mí, (lo importante) era enfatizar el aspecto de la hermandad de policías contradictorios, y enraizarlo de esa manera”, afirmaba el guionista. Para Johnson, el lado social también era muy importante, aunque los fans consideraban que, a veces, los paralelismos con la situación de los inmigrantes en Estados Unidos y, sobre todo, de la “guerra contra la droga” lanzada por el presidente Reagan a mediados de los 80 eran demasiado obvios.

Era exactamente lo que se buscaba. La excusa de toda una raza alienígena que llega a la Tierra, y que intenta integrarse sin perder sus costumbres, y sin dejarse amilanar por los grupos xenófobos que quieren expulsarla, es un vehículo perfecto para hacer analogías sociales que, de otro modo, quizás no resultarían tan efectivas.

aliennacion

Para Johnson, de hecho, esa posibilidad es lo que más le atrajo del proyecto. Sikes, el policía humano, era el violento e impulsivo, y el que tenía que hacer más esfuerzo por superar su educación conservadora para aceptar a su compañero. Francisco entraba en el arquetipo del detective más reflexivo, y es a través de él como se va profundizando en la cultura de los extraterrestres y los problemas a los que tienen que enfrentarse para adaptarse a su nueva vida en la Tierra. Algunos se resisten a ello, por ejemplo, y aunque la serie fue cancelada en 1990, las revueltas raciales de principios de esa década (como la motivada por la muerte de Rodney King a manos de varios policías de Los Ángeles) mostraban que la serie había estado muy acertada en sus alegorías sobre la situación social de un país en el que aún se miraba con recelo a sus minorías étnicas.

 

Los temas de ‘Alien Nación’ pueden encontrarse explorados de nuevo en títulos mucho más recientes. Películas como ‘District 9’ y series juveniles como ‘Star Crossed’ han explorado los mismos temas (en el caso de la segunda, disfrazada de una historia de amor a lo ‘Romeo y Julieta’), y otras como ‘Almost human’ han utilizado el mismo concepto que ‘Alien Nación’, pero emparejando a un policía humano y a otro robótico. Era una serie sobre la tolerancia y la aceptación del otro, disfrazada de policiaco de ciencia ficción, y aunque no fuera una de las mejores producciones de los 80, sí mostraba el potencial del género para el comentario social.

El personaje

francisco

George Francisco (Eric Pierpoint) era el personaje que ‘Alien Nación’ utilizaba para adentrar al espectador en la cultura y las costumbres de los extraterrestres. Y también para mostrar las dificultades intrínsecas a empezar de nuevo en un planeta (o país) totalmente extraño, con tradiciones que resultan tan alienígenas para los Recién Llegados como su cabeza calva y alargada lo es para los humanos. Francisco mantiene aún parte de la capacidad de sorpresa ante algunas costumbres terrícolas, mientras la lucha de su hijo por no integrarse en la Tierra, hasta negándose a aprender inglés, cuenta la otra cara de esos especiales inmigrantes.

A través de él, también, la serie aprovecha para explorar con mayor detalle la diferente biología de los alienígenas, en los que el macho comparte el embarazo con la hembra, por ejemplo. Como es lógico, igualmente es el personaje en el que ‘Alien Nación’ refleja más las tensiones raciales de ese Los Ángeles mestizo que, sin embargo, se resiste a darse cuenta de que lo es. El propio Johnson afirmaba que “Fox pensaba que tenía ‘Arma letal’ con alienígenas, y yo dije, ‘no, no, no’. Sería mucho más interesante hacer ‘En el calor de la noche’ y mostrar los prejuicios raciales, y la discriminación y el choque de culturas”.

El creador

Después de Kenneth Johnson (del que ya hablamos al comentar ‘V‘), fue Diane Frolov la guionista que más capítulos escribió de ‘Alien Nación’, varios de ellos con su marido, Andrew Schneider. Frolov es un caso de guionista que pasa por algunos de los títulos más destacables de los últimos años en televisión, sin que nunca se haga del todo famosa. Participó también en ‘Doctor en Alaska’ y en ‘V’, y sus trabajos más reconocibles actualmente bien pueden ser ‘Los Soprano’ (que creó David Chase, showrunner de la serie anterior durante sus dos últimas temporadas) y ‘Boardwalk Empire’, siempre al lado de su marido.

Cinco episodios imprescindibles

  1. ‘The night of the screams’ (1×06)
  2. ‘Three to tango’ (1×08)
  3. ‘Chains of love’ (1×10)
  4. ‘Green eyes’ (1×21)

Ficha

Título original: ‘Alien Nation’
Cadena/nacionalidad: Fox/Estados Unidos
Creador: Kenneth Johnson
Año: 1989-90
Reparto: Gary Graham, Eric Pierpoint, Michelle Scarabelli, Lauren Woodland, Sean Six
Temporadas/capítulos: 1 (22), más cinco tv movies
Otros: Basada en la película ‘Alien Nación’, de Graham Baker

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s