‘La leyenda de Korra’

“Descubrirás que si buscas la luz, la encontrarás a menudo.
Pero si buscas la oscuridad, es todo lo que verás”.

Durante mucho tiempo, estudios de cine y cadenas de televisión buscaron el nuevo Harry Potter, el fenómeno juvenil que les permitiera atraer a un público que resulta muy goloso por su fidelidad a las cosas que le gustan. Nickelodeon justo estaba en esa búsqueda, abierta a tener una serie de aventuras no sólo tipo Harry Potter, sino en la línea de ‘El Señor de los Anillos’, cuando dos jóvenes guionistas llamados Bryan Konietzko y Michael Dante DiMartino le presentaron ‘Avatar: The last airbender’, una ambiciosa historia por la vastedad y el nivel de detalle con el que ambos habían imaginado su mundo.

En dicho mundo había algo parecido a la magia, que ellos denominaron bending. Había algunas personas que eran capaces de dominar uno de los cuatro elementos fundamentales, el aire, el agua, el fuego y la tierra, y los maestros de cada uno de esos elementos vivían agrupados en tribus. Estaba el Reino de la Tierra, la Tribu del Agua Austral o la Nación del Fuego, y luego estaban los Maestros del Aire, los airbenders, nómadas al estilo de los monjes shaolin.

En cada generación nacía siempre una persona que tenía a capacidad de dominar todos los elementos, y esa persona era el avatar, el encargado de velar por el equilibrio entre todos ellos. En ‘Avatar: The last airbender’, esa persona era un niño llamado Aang que se veía en medio de una guerra larga y cruel lanzada por las ansias expansionistas de la Nación del Fuego y, entre 2005 y 2008, se convirtió en una de las series de animación infantil más exitosas, hasta el punto de tener una adaptación al cine de acción real, dirigida por M. Night Shyamalan, que todos los implicados prefieren olvidar.

El mundo creado por DiMartino y Konietzko podía parecer agotado después de aquello, pero no lo estaba. En 2012, Nickelodeon estrenaba la continuación de la serie, ‘La leyenda de Korra’, que regresaba al universo de Aang unos cuantos años después y centrándose en todo un grupo nuevo de personajes. Al fin y al cabo, su protagonista era la siguiente avatar en la línea, una adolescente maestra del agua llamada Korra.

La serie arranca con Korra trasladándose de su aldea tipo esquimal en el polo sur a Republic City, una gran ciudad de toques steampunk en la que terminar su entrenamiento como avatar aprendiendo a dominar el aire. Pero en la ciudad descubre también que el mundo no es tan perfecto, ni tan benévolo hacia el avatar o los benders, como ella pensaba en un principio. De hecho, el villano de la primera temporada es, precisamente, un hombre que lidera un movimiento llamado los Igualitarios y que cree que, para asegurar la igualdad entre los maestros de los elementos y los que no tienen ese poder, los primeros deben ser erradicados.

‘La leyenda de Korra’ enfrenta a su protagonista a villanos que defienden la igualdad extrema entre las personas, la anarquía o el ascenso del fascismo

Amon ya da una pista de una de las principales características de ‘La leyenda de Korra’, y es el hecho de que utiliza su ambientación en una especie de década de los 20 para introducir asuntos sociales y políticos que ‘Avatar: The last airbender’ no podía tocar. Desde esa igualdad extrema de los Igualitarios a los fanatismos religiosos o el ascenso del fascismo, la serie entrelaza el aprendizaje y la maduración de su protagonista con conflictos mucho más cercanos a acontecimientos históricos y a protestas sociales reales, otorgándole una capa un poco más “adulta”.

Era una evolución lógica de la historia que DiMartino y Konietzko habían pergeñado en su momento, una historia en la que habían “atado” la magia de Harry Potter a elementos mucho más naturales y tangibles y que podían determinar los límites del poder y sus consecuencias. En una entrevista con NPR, la radio pública estadounidense, Bryan Konitezko afirmaba que “queríamos hacerlo natural. Es todo físico, procede del practicante, es una habilidad que se tiene que aprender y adquirir”. Uno de los signos de que se está ante una serie menos infantil es, precisamente, la manera en la que trata esas consecuencias de los actos de sus protagonistas. Korra va notando progresivamente el peso de todas las decisiones que toma desde el principio de la serie, y eso la ayuda a ser una mejor avatar, a ser la heroína que su mundo necesita y a ser una mejor persona.

THE LEGEND OF KORRA

‘La leyenda de Korra’ y el rol del avatar en su mundo beben claramente de la filosofía oriental, la serie está muy influenciada por el anime y, sobre todo, por las películas de Hayao Miyazaki y la importancia en ellas del contacto con la naturaleza. Korra tiene que aprender a meditar para poder acceder el lado espiritual del avatar, que es uno de sus aspectos más importantes, y su maestro Tenzin procura enseñarle a ser paciente, a no lanzarse tan de cabeza a cualquier aventura o peligro que se le cruce por el camino. Al mismo tiempo, Korra aprende a pelear, a defenderse por sí misma y a ser capaz de proteger a las personas que quiere, y la serie destaca especialmente en las escenas de acción, con una animación muy cinematográfica que muestra un mundo lleno de detalles, con secundarios tan cuidados como su propia protagonista, y en el que se es muy consciente de que la luz y la oscuridad viven dentro de nosotros. Ninguna de las dos puede ganar, sino que tienen que mantenerse en equilibrio, que es un concepto muy oriental.

Es una serie llena de aventuras, de personajes memorables desde su primera aparición, de una animación espectacular y que muestra el valor de la tolerancia y de la aceptación de uno mismo como pilares importantes en la madurez de una persona. Cada uno de sus libros, o temporadas, enfrenta a Korra y sus amigos con nuevas amenazas, y éstas van creando y ampliando el mundo de la avatar. La historia no empieza de cero en cada temporada, sino que lo que sus personajes aprendieron, y sufrieron, en la anterior, informa su evolución en los siguientes episodios. ‘La leyenda de Korra’, al contrario que ‘Avatar: The last airbender’, ni tiene un gran villano al que hay que derrotar al final, sino que su camino muestra la madurez de su protagonista hasta un último capítulo que hizo correr ríos virtuales en tinta en los medios estadounidenses.

El personaje

THE LEGEND OF KORRA

La gran protagonista de ‘La leyenda de Korra’, su heroína total, es la propia Korra (Janet Varney). Es la siguiente avatar en la línea y, cuando comienza la serie, es una adolescente un poco testaruda e impulsiva que ya domina el agua, el fuego y la tierra, y que se desplaza a Republic City para aprender el manejo del aire al lado de Tenzin, el hijo de Aang. Su presentación como protagonista de una serie de acción y aventuras para niños y pre-adolescentes puso, inicialmente, un poco nerviosos a los ejecutivos de Nickelodeon, que creían que su público objetivo de chicos no querría ver un título protagonizado por una chica. Pero los primeros visionados con grupos de estudio demostraron que aquellas reticencias eran infundadas. Para su público, Korra, que sus creadores habían moldeado físicamente en la línea de las chicas que podían encontrarse practicando snowboard, fuertes y proporcionadas, simplemente era genial.

Si lleva su nombre, ’La leyenda de Korra’ tiene que estar muy centrada en el proceso de crecimiento de su protagonista. A través de ella conocemos más cosas sobre la historia de los avatares, y los diferentes villanos que van a apareciendo la obligan a mirarse en el espejo porque todos ellos (y especialmente la de la cuarta temporada) representan lados de Korra en los que ella tiene que trabajar. La asunción de la importancia del mundo espiritual, el convencimiento de que no tiene por qué enfrentarse sola a todos los peligros y de que debe ser consciente de que en el mundo hay gente diferente a ella, con problemas que merecen ser escuchados, la van convirtiendo poco a poco en una de las mejores heroínas que ha dejado la televisión reciente.

Los creadores

Bryan Konietzko (1976) y Michael Dante DiMartino son dos guionistas y dibujantes estadounidenses que, antes de poner en pie el mundo de ‘Avatar: The last airbender’ y Korra, habían estudiado en la Escuela de Diseño de Rhode Island, de donde salieron creadores como Seth McFarlane. Konietzko y DiMartino empezaron a trabajar en Hollywood en series de animación para adultos como ‘El rey de la colina’ y ‘Padre de familia’, pero su primera creación conjunta fue una serie infantil, con una ambición bastante mayor de lo habitual para un título de Nickelodeon, como ‘Avatar’. Por esa serie, Konietzko y DiMartino recibieron, entre otros galardones, un premio Peabody, uno de los más prestigiosos en Estados Unidos y que reconoce no sólo la excelencia creativa, sino también su relevancia social. Con ‘La leyenda de Korra’ quisieron presentar un mundo un poco más “adulto” que el de la primera serie, un mundo que hubiera crecido con sus espectadores y que se planteara preguntas un poco más complejas.

Cinco capítulos imprescindibles

  1. ‘Welcome to Republic City’ (1×01)
  2. ‘Beginnings. Part 1’ (2×08)
  3. ‘The terror within’ (3×08)
  4. ‘Korra alone’ (4×02)
  5. ‘Day of the Colossus’ (4×12)

Ficha

Título original: ‘The legend of Korra’
Cadena/nacionalidad: Nickelodeon/Estados Unidos
Año: 2012-14
Creadores: Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko
Temporadas/capítulos: 4 (52)
Reparto (voces): Janet Varney, David Faustino, Seychelle Gabriel, P.J. Byrne, J.K. Simmons, Mindy Sterling
Otros: Secuela de la serie ‘Avatar: The last airbender’
Dónde verla: Editada en DVD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s